Saltar al contenido

Breve historia de la superación personal

Como superación personal se conoce popularmente a un conjunto de material escrito y audiovisual que busca que la persona supere sus condiciones sociales y materiales por medio de un conjunto de prácticas y lecturas que conllevan a un posterior cambio de hábitos del individuo. De tal forma, que sin importar las condiciones económicas y sociales,  el individuo “sale adelante” lo que no es más que la mejora de las condiciones económicas y sociales de la persona que ha surtido el proceso de la superación personal.

Pero sí crees que la superación personal es de hoy, cosa de Youtubers, tiktokers o millenials con ganas de ganar dinero, estás equivocado. Aquí te traemos una pequeña historia.

 

Tabla de contenidos

Breve historia de la literatura de Superación Personal

La autoayuda o superación personal ha existido durante miles de años, y ha sido amada y odiada durante el mismo tiempo.

El libro más antiguo de autoayuda fueron Las Instrucciones de Ptahhotep, Máximas de Ptahhotep o Enseñanzas de Ptahhotep que son una colección de proverbios morales, obra de un administrador egipcio durante la quinta dinastía. Forman parte de los textos de la sabiduría, obras filosóficas que fueron los primeros textos de la literatura del Antiguo Egipto. Tienen la forma de consejos e instrucciones de un padre a su hijo, y las copias más antiguas que se conocen son de finales del primer período intermedio.1​ Una de las copias, el Papiro Prisse, está guardada en la Biblioteca Nacional de Francia (París).

Este texto fue escrito alrededor del 2800 a. C., defendía el comportamiento moral y el autocontrol. Es muy diferente a los textos de superación personal del siglo XXI, a continuación un fragmento que nos lo deja claro:

No te vanaglories de tu conocimiento,
ni te enorgullezcas porque eres un sabio.
Toma consejo del ignorante
del mismo modo que del sabio,
pues no se han alcanzado los límites del arte,
ni existe un artesano que haya adquirido su perfección.

Sin embargo, otros autores consideran que realmente el primer libro de autoayuda es “Trabajos y Días” de Hesiodo.  A nuestros ojos parece más un libro de consejos morales para la época:

¡Oh Perses! retén esto en tu espíritu: que la envidia, que se regocija de los males, no desvíe tu espiritu del trabajo, haciéndote seguir los procesos y escuchar las querellas en el ágora. Hay que conceder poca atención a los procesos y al ágora cuando no se ha amontonado en la casa, durante la estación, el sustento, presente de Demeter. Una vez saciado, entablarás, si quieres, procesos y querellas a las riquezas de los otros; pero entonces no te será ya permitido obrar así. Terminemos, pues, el proceso con juícios rectos, que son dones excelentes de Zeus; porque recientemente hemos repartido nuestro patrimonio, y me has arrebatado la mayor parte, con el fin de inclinar en tu favor a los reyes, esos devoradores de presentes, que quieren juzgar los procesos. ¡Insensatos!

 

Durante la Alta Edad Media, la Edad Media y el Renacimiento, los libros llamados “Instrucciones de príncipes” o “Espejos de Príncipes” eran algo así como un  manual de instrucciones que contenían enseñanzas históricas y ficciones narrativas con función moralizadora o doctrinal y consejos para el comportamiento público apropiado de reyes, príncipes o nobles. Estas historias eran similares a las de hoy, se parecían a la serie “Sopa de pollo para el alma”, excepto que también incluían cuentos de advertencia.

La literatura de superación personal dio un gran salto adelante después de 1455, cuando Gutenberg hizo que la impresión en masa fuera más barata y disponible para una distribución más amplia. De repente, cualquiera podía escribir sus prescripciones sobre la mejor manera de vivir.

Durante los años 1600 y 1700, los libros de conducta les decían a los hombres cómo comportarse en la sociedad educada y eran populares en Italia, Francia e Inglaterra. En Francia, eran conocidos como libros de “savoir vivre”. El historiador Jacques Carre argumenta que “su espíritu se perdió, y solo le propuso al lector desprevenido una aplicación mecánica de algunas recomendaciones aisladas, supuestamente para procurar una gentileza inmediata”. Los temas incluian “Cosas repugnantes y sucias”, “Sonarse la nariz”, “Cortar el cabello redondo como un plato hondo” y “Barbas de una longitud espantosa”. Estos libros de superación personal eran algo así como manuales de “urbanidad”

 

En la década de 1800, la gente consumía vorazmente consejos sobre pérdida de peso, crianza de los hijos, matrimonio, administración del tiempo, administración del hogar, etiqueta, éxito, autocontrol, poder mental, duelo, automedicina; ningún tema psicológico se consideró demasiado desafiante para que el profano lo aprendiera. Las publicaciones periódicas publicaron artículos con títulos como “Tuve apendicitis y me la curé yo mismo”.

 

Pero el primer libro, de superación personal o Autoayuda, tal y como la conocemos hoy, es el libro titulado: Autoayuda, escrito por Samuel Smiles, que es  una colección de historias inspiradoras sobre hombres trabajadores que ascendían de rango, apareció en 1859, el mismo año en que se publicó El origen de las especies de Darwin, el único libro que no se vendió más que La Biblia.

Aquí se puede descargar el libro Self Help, Autoayuda o Ayudate de Samuel Smiles: Samuel Smiles – Ayudate

En 1859 el autor publicó el libro con sus propios recursos,  vendió 20.000 copias al año de publicarse. Para cuando Smiles había muerto, en 1904, se habían vendido un cuarto de millón de copias. Es decir, que la literatura de superación personal, desde el principio de los tiempos, dio buenas ganancias.

 

El cardenal Wolsey, De Foe, Akenside, y Kirke White eran hijos de carniceros; Bunyan era latonero, y José Lancaster hacía cestos. Entre los grandes nombres identificados con la invención de las locomotoras se encuentran los de Newcomen, Watt, y Stephenson, herrero el primero, fabricante de instrumentos matemáticos el segundo, y el tercero fogonero de máquinas de vapor. El predicador Huntingdon fué acarreador de carbón, y
Bewick, el padre del grabado sobre madera, era minero de carbón. Dodsley era lacayo, y Holcroft mozo de cuadra. El navegante Baffin principió su carrera maritima en calidad de grumete, y sir Cloudesley Shovel como mozo de cámara. Hersclcll tocaba el oboe en una banda militar. Chantrey era jornalero tallista ; Etty, cajista de una imprenta, y sir Tomás Lawrence era hijo de un tabernero. Miguel Faraday, hijo de un herrero, fué en su
– primera juventud aprendiz de un encuadernador, y trabajó en ese oficio hasta la edad de veinte y dos años; ahora ocupa el primer lugar como filósofo, sobresaliendo sobre su mismo maestro, sir Humphry Davy, en el arte de exponer claramente los puntos más difíciles y abstrusos en las ciencias naturales.

 

En 1913,  Chesterton escribió una diatriba contra la popularidad de los libros que explican a la gente cómo tener éxito, se llama la Falacia del éxito:

 

Ha aparecido en nuestra época una peculiar clase de libros y artículos que sincera y solemnemente pienso pueden ser llamados los más tontos entre los hombres. Son mucho más salvajes que los romances de caballería más salvajes y mucho más aburridos que el tratado religioso más aburrido. Es más, los romances de caballería al menos eran sobre caballerosidad y los tratados religiosos sobre religión.
Pero estas cosas son sobre nada, son sobre eso que es llamado Éxito. En cada estante y en cada revista puedes encontrar escritos que le dicen a la gente cómo tener éxito. Son libros que le muestran a la gente cómo tener éxito en todo; están escritos por hombres que no pueden ni tener éxito escribiendo libros.
Claro que, para empezar, no hay tal cosa como el éxito. O, si lo quieres poner así, no hay nada que no tenga éxito. Que algo tiene éxito sólo quiere decir que algo es: un millonario es exitoso siendo un millonario y un burro es exitoso siendo un burro. Cualquier hombre vivo ha tenido éxito viviendo, cualquier hombre muerto puede haber tenido éxito cometiendo suicidio. Pero, pasando de la mala lógica y la mala filosofía de la frase, podemos tomarla, como lo hacen estos escritores, en el sentido ordinario de éxito en obtener dinero o posición social.

Es implacable la pluma de Chesterton hacia la literatura de superación personal, es claro, contundente y de una lectura deliciosa. El texto completo se puede encontrar en: https://chestertonblog.com/2014/04/12/la-falacia-del-exito-de-chesterton/

El lado oscuro de la superación personal o autoayuda

Es difícil decir si los libros de autoayuda realmente ayudan o no a alguien. Hay muy pocos estudios  sobre el tema. Las estadísticas de publicación afirman que el 80% de los clientes de libros de autoayuda son compradores habituales, lo que podría indicar que no están ayudando. Algunos sugieren que los compradores de libros de autoayuda no leen más de las primeras veinte páginas, si es que las abren.  Otros creen que el simple hecho de comprar un libro de autoayuda hace que alguien se sienta mejor.

De acuerdo con el escritor Mark Manson estos son  los cinco problemas que tiene la literatura de superación personal que en realidad es una industria millonaria que deja grandes ganancias para sus productores:

1. La autoayuda refuerza las percepciones de inferioridad y vergüenza

Básicamente porque le muestran al que lee en que está mal, el lector se verá mucho más fracasado porque sentirá que no será capaz de alcanzar este estándar. Es algo así como si el libro muestra que para ser exitoso se tiene que levantar a las 5:00 AM. El que no pueda levantarse antes de las 6 am, sentirá que fracasará por siempre

2. La autoayuda es a menudo otra forma más de evasión

Porque utilizan el material de auto ayuda para sentir que están haciendo algo para tratar su problema en lugar de ir a terapia con un profesional

3. El marketing de autoayuda crea expectativas poco realistas

Claro, esto es evidente. Nadie se hará rico leyendo un libro o pagando un taller millonario de tres días. Bueno, sí, alguien se enriquece: el autor del libro o el que produce el taller.

4. La autoayuda (por lo general) no está científicamente validada

Este no es el problema, sino que la gente la percibe como que sí lo está y la sustituye por una ayuda profesional, que con un diagnóstico acertado sería mucho más válida que un libro estándar para todos.

5. La autoayuda es una contradicción

Porque le sirve al que está bien y no al que está mal.

 

El autor de autoayuda Norman Vincent Peale explicó una vez como se alimenta esta industria: “La vida no viene con un manual de instrucciones”. Nuestros seres racionales saben que este manual de instrucciones no existe, pero nuestros seres aspiracionales seguirán buscando comprar uno”

 

Cifras importantes del Mercado de la superación Personal o AutoAyuda:

cifras mercado superacion personal

 
Tamaño del mercado de superación personal: Marketdata estima que el mercado de superación personal de EE. UU. tenía un valor de $ 11,6 mil millones en 2019 y que se contrajo un 10 % a $ 10,5 mil millones en 2020. Marketdata pronostica un repunte del 7,7 % en 2021, a $ 11,3 mil millones, y pronostica Crecimiento anual promedio de 6.0% a $14.0 mil millones para 2025.

Eventos y seminarios en vivo: El negocio de los eventos en vivo está sufriendo. La asistencia a eventos en vivo se desplomó el año pasado debido a la pandemia y la recesión. Marketdata estima que este mercado cayó un 24% en valor durante 2020, a $208 millones.

Oradores motivacionales: los más de 5000 oradores de EE. UU. reciben más de $ 1.6 mil millones por año, y los 17 principales de élite generan alrededor de $ 296 millones. El mercado de los discursos motivacionales se vio muy afectado en 2020, ya que los eventos presenciales se cancelaron en todo el país. Los oradores que anteriormente habían hecho docenas de discursos por año (con un precio de $ 25,000 a $ 75,000 cada uno), de repente tenían agendas vacías. Tuvieron que pasar a eventos virtuales, que pagaban menos.

Coaching personal: el último estudio global de coaching de ICF encontró que el mercado de coaching de EE. UU. tenía un valor de $ 1290 millones en 2019 y Marketdata estima que esto disminuyó un 8,5 % a $ 1180 millones en 2020.

Demanda de audiolibros: el mercado de audiolibros de superación personal creció fuertemente el año pasado, con un aumento estimado del 20 % a $541 millones. Este mercado se benefició del auge de las ventas de libros impresos el año pasado, ya que los consumidores recurrieron a los libros en gran medida mientras estaban en casa durante el confinamiento.

Programas de pérdida de peso: los programas comerciales de pérdida de peso se mantuvieron bien, ya que los líderes pudieron brindar servicios virtualmente (Weight Watchers con WW.com, NutriSystem y Medifast/Optavia entregando alimentos dietéticos directamente a los hogares de los clientes). Los ingresos de este mercado aumentaron un 6,8 % en 2020, hasta los 4070 millones de dólares.

Institutos holísticos: los 16 principales institutos holísticos de EE. UU. quedaron devastados por la pandemia y los cierres en 2020. Estas instalaciones cuentan con talleres, seminarios y retiros presenciales, y la mayoría tuvo que cerrar durante la mayor parte del año.

Fuente: https://blog.marketresearch.com/10.4-billion-self-improvement-market-pivots-to-virtual-delivery-during-the-pandemic

Conclusión

Si quieres comprar un libro de superación personal y leerlo, pues hazlo. Pero nunca jamás pienses que te irás a hacer millonario o mejor persona por leer este libro. Y mucho menos: nunca la sustituyas por una terapia con un psicólogo o psiquiatra.

 

REFERENCIAS

Libro Completo de Hesiodo, Trabajos y Días: https://www.imperivm.org/trabajos-y-dias-hesiodo-libro-completo/

Una corta historia de la Auto-Ayuda:

A Short History of Self-Help, The World’s Bestselling Genre

 

https://es.wikidat.com/info/instruccion-de-principes

 

Mark Manson, 5 Problems With the Self-Help Industry: https://markmanson.net/self-help